Noticias julio 2018

OLFATO DE PERRO PARA SALVAR A LAS ABEJAS EN PELIGRO. La Vanguardia. Neus PALOU. 4/7/18

 

Un programa en Estados Unidos entrena perros para inspeccionar colmenas y detectar bacterias dañinas que puedan afectar a las abejas melíferas cruciales para polinizar los cultivos.

La abejas melíferas (Apis mellifera) son vitales en la industria alimenticia de Estados Unidos, este insecto poliniza aproximadamente un tercio de los cultivos de este país y asegurar su viabilidad y su bienestar es un tema crucial.

Cybil Preston, inspectora jefe de colmenares del Departamento de Agricultura de Maryland, se encarga de vigilar de cerca y velar por la supervivencia de las colmenas comerciales que los apicultores alquilan para trabajar floraciones en todo el país: almendras en California, arándanos en Maine y Nueva Jersey o cítricos en Florida.

Preston certifica que cada colmena que cruza la frontera del estado está libre de loque americana, unas bacterias que son inofensivas para los humanos pero que pueden propagarse rápidamente entre colmenas y que diezman las poblaciones de abejas. “Todo lo que puede salir mal con las colmena es reparable, pero esta enfermedad no”, asegura.

Por desgracia la Loque americana se encuentra extendida por todo el mundo con más incidencia en zonas templadas o subtropicales. Es una enfermedad infecto-contagiosa de la cría de las abejas que, si bien la infección ocurre en el período de alimentación, provoca la muerte de las larvas. Se trata de una enfermedad altamente contagiosa que puede acabar con todas las colonias de una zona. Para controlar la Loque americana se exige una constante vigilancia de la población larval en la explotación apícola.

Para poder evitar propagar esta enfermedad la Sra. Preston entrenó un perro que pudiera ayudarla a detectar la presenciar de loque americana. Esta iniciativa funcionó y ahora ha recibido una subvención a través del proyecto de ley agrícola federal para ampliar su programa de detección canina.

A diferencia de los humanos, los perros no necesitan que se les abra la colmena para verificar que no tengan loque. Pueden oler y avisar si las bacterias han eliminado las larvas. Preston asegura que cuatro personas trabajando a tiempo completo detectan menos de la mitad que un solo perro.

 

Entrenando el olfato

Su Labrador Mack, inspeccionó unas 1.700 colonias de abejas el pasado otoño y el invierno. En el frío, cuando las abejas estaban agrupadas y era difícil de inspeccionar visualmente, Mack usó su olfato y permitió a la Sra. Preston continuar certificando colmenas para poder enviarlas a climas más cálidos.

La Sra. Preston ya está entrenando a Tukka, una joven Springer Spaniel que acababa de adoptar. Lo hace igual que con Mack, con juguetes que contienen loque para que aprenda a detectarlo y avisar de su presencia señalando con su nariz. Con un poco de suerte, se unirá a su equipo antes de fin de año.

Para elaborar este entrenamiento conto con la ayuda del Sr. Flynn, un entrenador de perros profesional que le ayudó a entrena a Mack para que asociara los olores con el juego. “Estamos buscando esos perros que saltan al agua para obtener la pelota, o que están completamente obsesionados con sus juguetes”, dijo.

 

Un programa recuperado

Maryland tenía un programa de detección canina desde la década de 1980 pero cada vez se le daba menos importancia hasta que desapareció. Pero cuando la Sra. Preston se hizo cargo del departamento volvió a crear el programa desde cero.

Todos los apicultores tienen problemas para mantener a sus abejas con vida. Si ellos se esfuerzan para mantenerlas yo también quiero esforzarme”, explica Preston.

Las colmenas son silenciosas y los perros trabajando también lo son, por lo que no corren el riesgo de sufrir picaduras”, explica Preston. Mack solo ha recibido un par de picaduras en todo este tiempo y durante los días de verano, cuando las colmenas están ajetreadas con las abejas que entran y salen para buscar comida, Mack es cauteloso y mantiene la distancia.

 

MUERE UN HOMBRE EN GALICIA POR DOS PICADURAS DE UNA AVISPA ASIÁTICA. El País 15/07/2018

 

La velutina, una especie invasora que llegó al norte de España en 2010, ya ha causado la muerte a otras dos personas en los últimos tres años en la misma comunidad.

Un hombre murió ayer por la tarde en la parroquia de Viveiro (Lugo) tras recibir al menos dos picaduras de una avispa asiática, también conocida como velutina. El fallecido desbrozaba maleza junto al domicilio de un amigo, en San Andrés de Boimente, cuando sintió que le había picado un insecto, segúnLa Voz de Galicia. Su compañero, que también sufrió un picotazo y que manejaba la desbrozadora, habría dañado o movido un nido, momento en el que las avispas reaccionaron contra los dos hombres, según el rotativo gallego.

Tras unos segundos en los que ambos bromearon con lo sucedido, ya que la persona que manejaba la desbrozadora era alérgica a las abejas, el hombre que finalmente falleció se desplomó. Desafortunadamente, cuando llegaron los servicios de emergencia no pudieron hacer nada por salvar su vida. 

Con esta muerte, ya son tres las personas fallecidas por culpa de picaduras de avispas asiáticas en Galicia en los últimos tres años. En 2015 se dio el primer caso, el de un jubilado que paseaba por el campo, mientras que a finales de 2017 otro hombre que talaba un árbol sufrió un percance similar. El insecto, también conocido como velutina, es una especie invasora que llegó al norte de España en 2010 y que hace estragos en el campo.

En estos ocho años desde que llegó desde Francia (allí llegó previamente desde China), los expertos aseguran que faltan mariposas, moscas, avispones y, sobre todo, abejas, un manjar para esta especie invasora pero de cuya polinización depende el 70% de los cultivos para consumo humano según Greenpeace. “La gente te dice que ve muchos menos insectos y las trampas que se han puesto contra la avispa lo confirman: al principio se cazaban pocas velutinas y muchos insectos de otras especies y ahora es al revés. Pero no hay datos”, explicaba Carlos Valcuende, de la Confederación en Defensa de la Abeja en la Cornisa Cantábrica, hace unos meses.

Según la Asociación Galega de Apicultura, existen unos 100.000 panales en la comunidad autónoma, algunos del tamaño de una lavadora, y según el mapa que va cumplimentando la Xunta de Galicia, la invasora asiática se ha extendido ya por la mayoría de los 313 municipios gallegos. La batalla para combatir a la velutina es, de momento, una guerra difícil de ganar. Los bomberos se esfuerzan con múltiples métodos, con resultados insuficientes por el momento. 

 

EN REINO UNIDO EMPLEAN ETIQUETAS DE RADIOFRECUENCIA PARA LOCALIZAR NIDOS DE VELUTINA. Apicultura Ibérica

 

Los científicos de la Universidad de Exeter lograron unir pequeñas etiquetas de radiofrecuencia a diversos ejemplares de velutina, y luego localizar sus nidos usando un dispositivo de rastreo.

Probaron la técnica en el sur de Francia y Jersey, donde los avispones asiáticos están bien establecidos, y las etiquetas llevaron a los investigadores a cinco nidos previamente no descubiertos.

Nuestro nuevo método de seguimiento ofrece una herramienta realmente importante para hacer frente a la propagación de este invasor, proporcionando un medio eficiente para encontrar nidos de avispones en entornos urbanos, rurales y boscosos”, dijo el investigador principal, el Dr. Peter Kennedy, del Medio Ambiente y Sustentabilidad Instituto en el campus Penryn de la Universidad de Exeter en Cornwall.

Es vital encontrar los nidos a principios de la temporada para evitar la propagación del avispón, ya que después cientos de nuevas reinas emergen y se dispersan de cada nido, cada una con el potencial de hacer nuevos nidos”, dijo la profesora Juliet Osborne, coautora del estudio y Director del Instituto de Medio Ambiente y Sostenibilidad.

El trabajo fue financiado como parte de los esfuerzos del Department for Environment, Food Rural Affairs (Defra) y también con las aportaciones del os apicultores del suroeste del Reino Unido.

Nicola Spence, subdirectora de Defra para plantas y salud de las abejas, dijo: “Este trabajo es clave para garantizar una respuesta rápida a los avispones asiáticos cuando se confirman los avistamientos, y en el futuro los inspectores de abejas podrán utilizar esta técnica para tomar medidas rápidas”.

En Francia, es improbable que el avispón asiático sea eliminado, por lo que los esfuerzos ahora se centran más en limitar su impacto”, señaló el Dr. Denis Thiéry del INRA Bordeaux-Aquitaine en Francia, quien colaboró en este trabajo.

La Asociación Británica de Apicultores se ha mostrado satisfecha con el desarrollo de esta técnica fiable para rastrear a este depredador invasivo, y declaró: “El BBKA está muy preocupado por la posible incursión del avispón asiático debido a la devastación que probablemente cause a la abeja y otras polinizaciones insectos”.

 

EN MAREA-PODEMOS PRESENTA EN EL CONGRESO UNA PNL PARA LA GESTIÓN DE LOS DAÑOS CAUSADOS POR VELUTINA. Apicultura Ibérica

 

El grupo parlamentario En Marea-Podemos-En Común Podem ha registrado en el Congreso de los Diputados una proposición no de ley sobre la situación y los daños que causa la especie exótica invasora del avispón asiático o Vespa velutina, tras la propuesta de la Confederación en Defensa de la Abeja en la Cornisa Cantábrica (CODACC) a los grupos políticos. El objetivo de la proposición es el debate de las medidas aplicadas hasta el momento, previstas en los textos del Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente desde el año 2014 y analizar su eficacia hasta el momento.

Según se ha sabido, el Ministerio pretende modificar el contenido de estas medidas, previstas en el documento “Estrategias de gestión, control y posible erradicación del avispón asiático” aprobado en 2014 y posteriormente en 2016, por lo que es el momento idóneo para la presentación de propuestas y nuevos métodos de control.

La Confederación en Defensa de la Abeja en la Cornisa Cantábrica (CODACC), así como todas las asociaciones que la integran, consideran necesario que el Ministerio de Medio Ambiente “realice un seguimiento riguroso de la situación que está provocando la expansión de la especie”, y que se haga cargo de la misma “de una vez por todas y con decisión”, en sus respectivas Comunidades Autónomas, en estrecha colaboración con los órganos de gobierno autonómicos.

Con el precedente del trabajo realizado durante estos años de seguimiento, divulgación y comunicación constante con la Administración en forma de escritos, peticiones, interpelaciones y preguntas en los Parlamentos Autonómicos, etc. la CODACC decidió presentar una propuesta de iniciativa parlamentaria en forma de Proposición no de ley a los grupos parlamentarios. Una proposición presentada finalmente por En Marea-Podemos-En Común Podem.

Las medidas propuestas al Ministerio se centran en:

1. Un presupuesto concreto y suficiente para todas las medidas propuestas que sirva para financiar eficazmente las herramientas de control del avispón asiático.

2. Desarrollar, financiar y coordinar un plan de trampeo generalizado en aquellas zonas con presencia del avispón asiático.

3. Articular y financiar Programas de Investigación aplicada dirigidas a la obtención de atrayentes específicos (feromonas por ejemplo) para su utilización en la técnica del trampeo, logrando así la captura de reinas fundadoras del avispón asiático sin capturar otro tipo de especies autóctonas beneficiosas, aminorando también el impacto ambiental.

4. Aprobar un sistema de ayudas económicas que permita paliar las pérdidas y gastos ocasionados por el avispón asiático en las explotaciones apícolas afectadas.

5. Establecer un diálogo constante entre el Grupo de Trabajo de Especies exóticas invasoras y el Subgrupo de trabajo del avispón asiático, con los sectores afectados como el de la apicultura.

6. Desarrollar un Plan coordinado de aplicación uniforme de todas las medidas de gestión que se lleven a cabo, a través de una comunicación constante y fluida entre las Comunidades Autónomas y la Administración estatal.

7. Incorporar las actuaciones sobre el avispón asiático o Vespa velutina, −como especie exótica invasora presente en el Catálogo de especies invasoras del Ministerio, en el Plan de acción nacional para la conservación de los polinizadores, según las obligaciones previstas por la Coalición Internacional de conservación de los polinizadores.

8. Llevar a cabo una campaña de información y divulgación sobre esta especie invasora entre la ciudadanía.

El objetivo, según la CODACC, “es que desde las instituciones se tome conciencia real de las dimensiones de este problema ambiental, apícola y de salud pública, y se haga un esfuerzo real en gestionar mejor sus efectos, actualizando, por ejemplo las medidas de freno de la expansión, y dotando de un presupuesto que las haga posible, cosa que no ha sucedido hasta ahora”.

Tras el debate en el Congreso se pretende la aprobación de la propuesta y la consiguiente comunicación al Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente para que dichas propuestas y acciones se plasmen en la modificación que se prevé de la Estrategia de gestión y sean implantadas lo antes posible.

El avispón asiático o Vespa velutina está presente en el Norte de la Península, Extremadura, el norte de Castilla y León, y también en algunas zonas de Cataluña e Islas Baleares, temiéndose su expansión hacia las zonas del oeste de Andalucía a través de Portugal, y afectando cada vez a más territorios y con mayor incidencia. Los daños causados a las especies autóctonas y los ecosistemas nativos son incalculables, así como las grandes pérdidas que sufre el sector de la apicultura. La situación exige medidas rápidas y decisivas, y el sector confía en el que el Ministerio se haga cargo del problema como se merece.

Laura García